En instalaciones residenciales, UTE normalmente mantiene una cuenta corriente mes a mes, conservando a favor la energía vendida para aquellos meses en los que la demanda es mayor a la generación.

En el caso de servicios empresariales, UTE paga por la energía vendida al mismo precio al que el titular del servicio paga la energía consumida.

Conozca la respuesta a más preguntas frecuentes sobre energía fotovoltaica aquí.

Cerrar menú